0

En este verano, cuidá correctamente tu piel del Sol

El verano llegó para quedarse y es el momento en el que más disfrutamos de hacer actividades al aire libre. Sin embargo, es el momento en el que el Sol es más fuerte, pudiendo traer graves consecuencias para nuestra salud y la de nuestra piel, si no tomamos los recaudos necesarios antes de exponernos a éste. Por eso, a continuación vamos a darte algunos consejos de los que no debés prescindir si querés proteger correctamente tu piel frente a la exposición al Sol en verano.

Los problemas de una exposición directa al Sol

Como decíamos con anterioridad son muchos los problemas que pueden ocasionarse como consecuencia de una exposición al Sol sin los cuidados adecuados. Uno de ellos tiene que ver con la aparición de manchas. En los casos más graves, puede llegar también a darse cáncer de piel.

Aunque puede parecer un poco tedioso al principio si no se tiene la costumbre, es muy fácil prevenir estos problemas con un buen cuidado de la piel antes y después de la exposición al Sol en el verano. Mirá estos consejos.

Consejos para proteger la piel

Un buen cuidado de la piel frente a la exposición al Sol es lo que nos va a permitir disfrutar del verano sin estarnos preocupando de posibles problemas que pudieran llegar a ocasionarse.

Usar siempre protector solar

Esto puede en realidad parecer una obviedad, pero es algo que muchas personas olvidan o, en su defecto, realizan mal. El protector solar debe ser aplicado al menos quince minutos antes de exponerse al Sol, reaplicando cada un plazo de dos a tres horas (más si nos metimos en el agua o si sudamos mucho).

El factor de protección solar depende de la sensibilidad de cada piel en particular. Las pieles más blancas pueden requerir protectores altos, para evitar problemas. Asimismo, se recomienda que en los primeros días de exposición al Sol se elija un protector de factor alto, para que no sea fuerte el impacto en la piel. Luego puede irse graduando si se desea tomar color, pero éste no puede nunca faltar.

También es importante usar algún protector solar para los labios, que puede ser de factor 15.

Prestar atención al horario para tomar Sol

Incluso aunque usemos protector solar, es importante evitar, en la medida de lo posible, los horarios culmines para la exposición al Sol. En este sentido, se recomienda evitar esto entre las 11 y las 16 horas, que son los momentos en los que el Sol es más fuerte.

Elegir bien la ropa

Si bien es claro que no vamos a vestirnos con ropa que nos abrigue demasiado durante los días de calor de verano, usar ropa muy liviana pero que cubra grandes partes del cuerpo puede ser muy útil para reducir el efecto directo del Sol sobre nuestra piel. Al mismo tiempo, es fundamental salir al Sol siempre con sombrero y con anteojos de sol, especialmente si lo hacemos durante los horarios menos convenientes.

Tener una buena hidratación

Durante el verano, nuestra piel tiende a deshidratarse de forma mucho más rápida, tanto por las altas temperaturas, como por el sudor.

Una de las mejores y más importantes maneras de mantener una buena hidratación en la piel es tomar mucha agua, a lo largo de todo el día. A su vez, otra buena manera de mantener una correcta hidratación en la piel es llevar consigo un spray hidratante que pueda aplicarse de forma fácil y rápida luego de exponerse al Sol.

La exfoliación

Algo que tenemos que tener en mente es que la exfoliación no debe realizarse todos los días, debido a que puede ser perjudicial para la salud. Sin embargo, realizada una vez a la semana o dos, la exfoliación ayuda a eliminar las células muertas de la piel, favoreciendo la regeneración de los tejidos de la misma.

Las mascarillas caseras

Tener a mano una mascarilla casera para poder aplicar en el rostro y/o en el cuerpo luego de la exposición al Sol puede ser muy útil para favorecer que la piel se recupere de la misma. Además, cuenta con la ventaja de que no requiere que nos llevemos cremas y potes grandes a nuestros viajes en caso de que estemos de vacaciones, sino que basta con hacerlas con lo que consigamos en el momento en que las vayamos a necesitar.

Evitar las gaseosas y las bebidas azucaradas

Si bien es cierto que en el verano y con el calor tendemos a tentarnos mucho más fácil por este tipo de bebidas, éstas son una de las principales causas de la celulitis, como así también de la deshidratación de la piel. Por eso, si bien se puede tomar una de vez en cuando, se recomienda reemplazarlas con agua la mayor parte del tiempo.

Limpiar bien el rostro

Durante el verano es muy importante que prestemos atención a la higiene del rostro. Esta debe realizarse por lo menos dos veces en el día (en la mañana y en la noche). El motivo por el que es tan importante que tengamos una buena higiene esas dos veces al día tiene que ver con que es un momento del año en el que sudamos más y más constantemente, lo que puede provocar que los poros se tapen y que se generen brotes de acné y puntos negros como consecuencia de ello.

Usar siempre la crema hidratante

Aunque podamos pensar que es incómodo y que nos va a llevar tiempo, debemos siempre en verano recordar usar una buena crema hidratante, tanto para el cuerpo como para el rostro. Lo que sí se debe tener en cuenta es que la crema debe ser a base de agua, debido a que el calor puede provocar que los aceites corporales y faciales generen capas de grasa en la piel.

Prestar atención a la piel

Finalmente, aunque sin estar constantemente pensando en eso, es muy importante que le prestemos atención a nuestra piel, en caso de que aparezca algo que pueda ser extraño en ella. En caso de cualquier tipo de alteración, se debe consultar con un médico, ya que toda alteración tratada a tiempo puede resolverse.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Hola! Te puedo ayudar con los precios?
Powered by