0

Al verano, con un cuerpo soñado

El tiempo pasa rápido y los tan ansiados días de calor son prácticamente una realidad, con el verano golpeando a nuestra puerta. Es entonces que empezamos a tomar un poco más de conciencia acerca de la forma de nuestro cuerpo y de cómo queremos que este se luzca en esta nueva temporada. Por ello, te vamos a contar acerca de algunos tratamientos naturales que podés llevar adelante para lograr la figura que siempre soñaste. Si bien no garantizan resultados al 100% por sí solos, combinándolos correctamente con otros tratamientos estéticos, podrás llegar a tener el cuerpo moldeado que deseás.

Que el verano nos encuentre con una cintura de ensueño

Una cintura fina y delicada es uno de los mayores objetivos que muchas personas se proponen cuando comienzan estas temporadas de vestimentas más livianas. Para lograrla, son muchos los tratamientos naturales que podés tener en cuenta.

En primer lugar, la alimentación

Lo primero que se tiene que tener en cuenta si se quiere tener una cintura soñada, es que debemos cuidar la alimentación. ¡Cuidado! Esto no significa no comer. Significa, en realidad, comer los alimentos adecuados. Hay ciertos alimentos que fomentarán que tu abdomen se hinche: las harinas blancas, los panificados, los alimentos fritos, los embutidos, los azúcares y los lácteos.

Sabemos que, quizá, esto puede llegar a resultar un poco difícil de digerir. De todas maneras, son muchas y muy ricas las opciones que te quedan para una alimentación adecuada que te lleve a obtener el cuerpo que tanto querés. En esa lista, podemos destacar:

– todas las frutas

– las carnes magras (sin grasas)

– todas las verduras

– las harinas y los azúcares que sean integrales (que sirven, además, para hacer todas tus recetas favoritas, pero con una alternativa mucho más saludable)

– las legumbres

– los frutos secos

Pero, además de los mencionados con anterioridad, hay un elemento que será nuestro mejor amigo en nuestro objetivo de tener la cintura ideal (como así también una mejoría representativa para nuestra piel, para nuestra salud en general y para nuestro estado de ánimo): ¡el agua! No debemos olvidar beber nuestros dos litros de agua al día.

El ejercicio, un factor clave

No resulta raro que el ejercicio sea nuestro segundo punto clave para obtener la figura deseada, especialmente si lo que queremos es reducir el abdomen y afinar la cintura. Una excelente alternativa es mantener, de forma cotidiana, rutinas de abdominales; estos nos ayudarán a reducir el tamaño del abdomen y a tonificarlo, para que éste pueda verse como deseamos.

Lo más importante en el caso del deporte, es que seamos constantes. De nada serviría hacer actividad física una vez a la semana o cada tanto. Si queremos llegar a nuestros objetivos, debemos comprometernos con mantener una buena rutina. Además, debemos saber que los resultados no serán notorios luego de sólo una semana o diez días de ejercicio. Por esto, lo importante es no desanimarse y decidir continuar, para poder encontrarse en el mediano y largo plazo con el cuerpo que queremos.

¡Pero cuidado! La salud es muy importante y, si no estás acostumbrado a hacer actividad física, es importante que des inicio a ésta de forma gradual, sin exigirte de más; una sobreexigencia podría llevar a desgarros u otros problemas que podrían impedirte continuar correctamente.

¿Los masajes? Sí, son buenos para reducir la cintura

Aunque pueda resultarnos sorprendente, hay ciertos tipos de masajes que son verdaderamente buenos para lograr una reducción en el volumen de nuestra cintura. Una excelente alternativa, aunque sea difícil de creer, son los masajes descontracturantes. ¿Por qué? Porque estos masajes apuntan a relajarnos, a reducir nuestro nivel de estrés, nuestros nervios, nuestra ansiedad. En este sentido, se ha comprobado que, cuando estamos más tranquilos, tendemos a comer menos y a concentrarnos un poco más por mantener una alimentación saludable y equilibrada.

Los mejores tratamientos estéticos para una cintura soñada

Si bien es cierto que los tratamientos mencionados con anterioridad son excelentes para obtener una figura deseada, los resultados tienden a encontrarse en el largo plazo y, a veces, no resultan suficiente. Por esta razón, te contamos ahora cuáles son los mejores tratamientos estéticos para complementar los anteriores y encontrar en el espejo la figura tan deseada.

El tratamiento con Vela Shape II

Vela Shape II es un equipo destinado a la estética, que se caracteriza fundamentalmente por combinar cuatro técnicas diferentes en sí mismo. Estas técnicas son: la radiofrecuencia, la vacumterapia, el infrarrojo y el masaje de rodillos.

Se trata de un tratamiento por excelencia cuando lo que se está buscando es modelar la figura a gusto. Además, cuenta con una ventaja fundamental, que es la de ser un procedimiento indoloro, cómodo y no-invasivo.

Vela Shape II es cada vez más buscado para diversos objetivos. Por un lado, están quienes lo buscan como el mecanismo ideal para modelar la figura, reducir la cintura y otros volúmenes del cuerpo y lograr un cuerpo soñado. Pero también están quienes lo aprovechan para otros problemas, tales como la retención de líquidos, la celulitis, la adiposidad localizada y la flacidez de la piel de diversas partes del cuerpo.

El masaje reductor

Ya habíamos hablado antes acerca de la utilidad de los masajes para moldear el cuerpo. En este caso, te hablamos de un estilo de masaje aplicado específicamente a dichos objetivos, como lo es el masaje reductor. Con una combinación de una gran diversidad de técnicas especiales, este masaje logra reducir centímetros de la figura de las áreas tratadas (a deseo del paciente), una importante disminución en la retención de líquidos y, además, reducción de la celulitis y de la adiposidad localizada.

La mesoterapia reductora

Este tratamiento también es específico para la reducción de las medidas del cuerpo, dedicándose particularmente a las áreas de la figura que mayores problemas tienden a presentar en este sentido. Se trata, en realidad, de un mecanismo que ataca la adiposidad localizada de áreas como lo son el pantalón de montar, los flancos y el abdomen. A través de la mesoterapia reductora, podremos ver, en muy poco tiempo, resultados como: una importante reducción de centímetros en las áreas tratadas, un contorno corporal más modelado y una mejoría significativa en el aspecto de nuestra piel.

La persistencia y la combinación de los tratamientos adecuados es, en realidad, la clave del éxito. Por eso, recomendamos accionar con relación a nuestros deseos, acompañándonos de los mejores tratamientos estéticos para obtener nuestros resultados soñados.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *