0

Consejos para tener una piel saludable

Muchas veces, la piel es la representación más clara de cómo estamos por dentro, tanto en materia de salud, como en un sentido emocional. Tener una piel saludable es algo que trasciende la mera aplicación de cremas, por lo que, ahora, te vamos a contar cuáles son los factores de nuestra vida diaria que intervienen en el estado de nuestra piel y cómo mantenerla siempre radiante y perfectamente saludable.

Factores a tener en cuenta a la hora de buscar una piel saludable

Son muchas las cosas que intervienen en el estado de nuestra piel. Te damos algunos consejos a tener en cuenta para que puedas brillar, tanto por dentro como por fuera.

Dormir bien

El sueño no sólo nos significa no estar cansados al día siguiente para realizar nuestras actividades, sino que, en realidad, interviene en gran medida en nuestro estado de salud. Y la salud de la piel no es la excepción.

Un buen sueño es la mejor manera de revertir los daños que causan los radicales libres, dando como resultado una buena oxigenación celular. El dormir, hace que nuestras células y nuestros tejidos se reparen correctamente. Es por eso que la piel tiende a mostrarnos claramente cuando nuestra vida diaria nos viene quitando horas de sueño continuamente.

Tener cuidado con el sol

Es muy frecuente que aprovechemos al máximo el protector solar durante el verano, pero guardándolo en un cajón durante el resto del año. Son cada vez más fuertes los rayos UV del Sol a los que estamos expuestos. Esto, hace que nuestra piel se dañe con facilidad, pudiendo tener, incluso, daños irreversibles. Por esta razón, es fundamental utilizar protector solar con un buen factor a lo largo de todo el año, cuando vayamos a salir a la calle. Con el paso del tiempo, especialmente la piel de nuestro rostro nos agradecerá el haberla cuidado de esa manera.

Evitar las situaciones de estrés

El estrés es uno de los primeros que se manifiesta en nuestra piel. Pero, ¿cómo lo evitamos? Bueno, si llevás a cabo muchas tareas diferentes en tu vida diaria, lo recomendable es lograr una buena organización, de modo de que puedas dejarte un tiempito al día para vos, para relajarte y disfrutar. Además, se sabe que hacer todo aquello que nos apasiona es uno de los mejores métodos para combatir el estrés.

Entonces, si querés tener una piel brillante y saludable, no olvides alejarte lo más que puedas del estrés y acercarte, al mismo tiempo, a todo aquello que te hace sonreír.

Prestar atención a la alimentación

Hay un dicho muy famoso que dice que somos lo que comemos. Cuando comemos mal, la piel es una de nuestras profesoras para entenderlo.

Si lo que se quiere es lograr una piel saludable, suave y con brillo, es recomendable incorporar en la alimentación diaria distintos alimentos que contengan antioxidantes, los cuales son excelentes para combatir el daño causado por los radicales libres.

¡Cuidado con llevar una vida sedentaria!

Llevar a cabo una rutina de ejercicios de manera regular ayuda a nutrir la piel con oxígeno. Al mismo tiempo, la sudoración colabora con la eliminación de las toxinas.

Pero antes de comenzar con la actividad física, se recomienda pensar bien cuál es la que nos gusta y verificar que ésta se adapte a la perfección a nuestra vida cotidiana, de modo de poder ser constantes y no abandonar.

No olvidemos nutrir la piel

Si bien es cierto que no alcanza con nutrirla solamente para que esté saludable, no debemos olvidar que es otro de los factores fundamentales.

En cuanto al rostro, aplicar al menos dos a tres veces por semana una mascarilla con antioxidantes es la mejor manera de combatir el efecto de los radicales libres. Además, se recomienda buscar el método adecuado para cada piel para lograr una buena nutrición de todo el cuerpo.

Para una piel saludable, la dermatología es mi mejor amiga

Como adelantábamos con anterioridad, hay ocasiones en las que la piel nos permite dar cuenta de que hay algo que no anda bien. Es por ello que surge la dermatología clínica, especializada en el diagnóstico, la prevención y el tratamiento de todo tipo de afecciones relacionadas a la salud de la piel.

En Juarez Alday podés encontrar el más completo servicio de dermatología clínica, abarcando éste las siguientes áreas:

– chequeo de la piel

– cáncer de piel (diagnóstico, prevención y tratamiento)

– control, seguimiento y extracción de lunares en caso de ser necesario

– caída del cabello y enfermedades capilares

– diagnóstico y tratamiento de la rosácea

– alergias cutáneas

– diagnóstico y tratamiento del acné

– psoriasis

– diagnóstico y tratamiento de dermatitis

– vitíligo

Además, en casos agudos en los que pudiera ser necesario, se ofrece un completo y capacitado servicio de cirugía dermatológica, para las siguientes situaciones:

– anatomía patológica y extracción de nevos

– melanomas, cáncer de piel y carcinomas

– biopsias

– lesiones precancerosas, quistes y nevos

– exámenes histopatológicos

– extracción de diversas lesiones a través de radiofrecuencia

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *