0

Los beneficios de una buena exfoliación

Como sabemos, la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y el que nos protege de lo que nos rodea. Sin embargo, por ser un órgano altamente expuesto a los factores del entorno, es también altamente proclive a sufrir daños, desgaste, resequedad y otros problemas. Por esto, la salud de la piel es algo que tiene que obtener mucha de nuestra atención, para evitar problemas que puedan ser severos con el paso del tiempo.

En la actualidad, se sabe que una de las mejores maneras de cuidar la salud y mantener la belleza de nuestra piel, es la exfoliación.

Hablemos sobre la exfoliación

La exfoliación es una de las mejores alternativas para mantener la belleza y la salud de la piel. Hoy en día, existen cada vez más elementos que favorecen una buena exfoliación de la piel. Desde esponjas hasta infinidad de cremas y geles especiales nos brindan esta posibilidad.

Cuando hablamos de una crema o de un gel exfoliante, nos estamos refiriendo a una crema que contiene en su interior pequeñas partículas, cuya función es la de “rascar” o “raspar” (aunque de manera indolora y no peligrosa) la piel, tanto del cuerpo como de la cara. En este sentido, podemos encontrar una gran diversidad de alternativas de exfoliantes: exfoliantes con partículas gruesas y grandes o exfoliantes con partículas pequeñas que son prácticamente imperceptibles.

Por otro lado, cada vez se desarrollan más tratamientos cosméticos que ejercen efectos de exfoliación superadores, potenciando considerablemente sus efectos.

Ahora, ¿por qué está tan difundida la exfoliación? Bueno, por la gran variedad de beneficios que esta tiene para ofrecernos. Por eso, te vamos a contar ahora cuáles son esos beneficios.

Las virtudes de la exfoliación

Muchas y muy diversas son las virtudes y los beneficios que la exfoliación tiene para ofrecernos, tanto para el rostro como para el cuerpo. Veamos cuáles son.

¡Adiós a las células muertas!

Constantemente nuestro cuerpo y nuestro rostro emiten células que se mueren y que quedan sobre nuestra piel. Generalmente, estas células son las que nos hacen sentir como si tuviésemos suciedad y hace que nos veamos con manchas. Por esto, la exfoliación permite que la epidermis quede correctamente limpia, otorgándonos también una sensación de frescura significativa.

Es un importante elemento anti-envejecimiento

Como decíamos con anterioridad, la exfoliación fomenta una limpieza profunda. Este tipo de limpieza favorece la circulación de sangre y la oxigenación de la epidermis, al mismo tiempo que es una excelente herramienta para prevenir el envejecimiento prematuro.

Mejora el aspecto de la piel

Cuando hay exfoliación, la piel recupera un aspecto mucho más uniforme y parejo, como así también suave al tacto. Por esto, podemos decir también que la exfoliación nos puede hacer vernos mucho mejor.

Renueva la piel

En lo que refiere a la totalidad del cuerpo, realizar al menos una buena exfoliación una vez a la semana estimula considerablemente el funcionamiento del sistema linfático, como así también la liberación de las toxinas a través de los poros de la piel, generando una fuerte renovación en esta.

Ayuda a una depilación más fácil y con menos dolor

Uno de los problemas más frecuentes que se puede encontrar en la depilación tiene que ver con los vellos encarnados. Estos, al aparecer de esa manera, no pueden ser retirados con ningún método de depilación sin lastimar la piel previamente. Para esto la exfoliación cumple un rol fundamental. Y es que al “rascar” la piel y al eliminar las células muertas, favorece que esos vellos salgan al exterior de la epidermis y puedan ser retirados. Manteniendo hábitos frecuentes de exfoliación se puede además evitar que aparezcan posteriormente vellos enquistados.

Hidrata la piel

Si bien es cierto que todos los extremos son malos y no debemos exfoliar la piel en exceso, también podemos decir que cumple una excelente función hidratante de la misma.

Luego de todo lo visto con anterioridad, podemos concluir que la exfoliación tiene que ser un elemento fundamental en nuestros hábitos de higiene frecuentes, pudiendo luego disfrutar de los excelentes resultados y beneficios que ésta tiene para ofrecernos.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *