0

Salud y vitalidad: un cabello de portada

¿Cuántas veces fuiste a la peluquería para someterte a las temibles tijeras, aunque no quisieras en realidad tener el cabello corto? Si la respuesta es “muchas”, no sos la única. Todas hemos pasado por esta situación. Pero, a veces, se trata de conocer qué tipo de tratamientos podemos llevar a cabo para mantener la salud de nuestro cabello – o para revitalizarlo en caso de que se haya visto dañado – de modo de evitar tijeras que no queremos. Te contamos ahora todo lo que necesitás saber para mantener y revitalizar tu cabello.

Un cabello sano, soluciones naturales

Hay muchos tratamientos naturales que se pueden llevar a cabo y que son ideales para la salud del cabello. Si bien no son enteramente eficaces por sí solos, sí nos ofrecen excelentes respuestas y beneficios. Veamos cuáles son.

El Aloe Vera

Más de una vez hemos leído acerca de las increíbles propiedades de esta hermosa planta. Ya sea para quemaduras del Sol o para refrescar y humectar la piel, o para dar vida y brillo al pelo, esta planta es una gran alternativa.

El Aloe Vera cuenta con excelentes propiedades que nos pueden ayudar a mantener nuestro pelo fuerte, sano y lleno de brillo. Además, es una gran alternativa para quienes quieren dejar que su cabello crezca, fuerte y lleno de vida.

Los modos de usar el Aloe Vera son diversos. Una buena opción, tiene que ver con cortar la penca de sábila para sacar el cristal. Luego, cortamos el cristal en trozos y lo dejamos en agua durante por lo menos una noche entera. Al día siguiente, usamos el agua que quedó para lavarnos el pelo.

Se han visto resultados favorables en quienes efectúan esto al menos varias veces a la semana.

El Romero

El Romero se caracteriza por ser un tipo de hierba que cuenta con propiedades altamente estimulables, pudiendo así despertar el cuero cabelludo y provocando que el cabello crezca con mayor facilidad. Sus nutrientes tienen la particularidad de poder hacer que el crecimiento del cabello se vea acelerado.

Agua, a base de papas

Sabemos que las papas cuentan con altas cantidades de nutrientes. Para hacer uso de ellos para el cuidado y la salud de nuestro cabello, podemos colocar a hervir en un poco de agua las cáscaras de las mismas (¡sólo las cáscaras!). Una vez que rompa en hervor, vamos a dejar que reposen, hasta que podamos sentir que el agua se encuentra ya tibia. Luego, nos vamos a lavar el pelo como todos los días, pero usando este agua para enjuagarnos por última vez. Se recomienda usar este procedimiento por lo menos de dos a tres veces a la semana para obtener buenos resultados.

La cebolla

¡¿Cebolla?! Sí, cebolla. Tenemos que pensar que no se trata sólo de una planta que le da sabor a nuestras comidas, sino que, además, tiene beneficios increíbles para la salud; hecho que no deja de lado a la salud del cabello. Aplicada correctamente, la cebolla actúa en los folículos capilares del cuero cabelludo, promoviendo de esa manera que la sangre circule mejor y de manera más fluida hacia esa zona de nuestro cuerpo.

¿Cómo usamos la cebolla en el cabello? Una de las alternativas más usadas es realizar con ella, con miel y con el champú de siempre, una mascarilla para masajear el cuero cabelludo. Se ha demostrado que el uso frecuente de este tratamiento favorece que el cabello crezca a mayor velocidad y de una forma más sana.

Las claras de huevo

Este tratamiento es, quizá, uno de los más antiguos que se conocen. Ya generaciones anteriores a nosotras realizaban tratamientos a base de huevo para el cuidado del pelo. Esto tiene que ver, principalmente, con que el huevo es una importante fuente de proteínas que resultan esenciales para nuestra salud; además, aporta una gran cantidad de vitaminas que son ideales para la salud del pelo.

Una forma de acelerar el crecimiento del pelo, es con una mascarilla a base de huevo, para la que vamos a utilizar solamente las claras, batidas. Una vez que la tengamos, la vamos a aplicar sobre todo el pelo, dejando actuar por un total de 30 minutos. Después, vamos a lavar el cabello como todos los días. Utilizando este tratamiento al menos dos veces a la semana, se verán buenos resultados.

Tratamientos superadores

Si bien es cierto que los mencionados con anterioridad son tratamientos que traen buenos resultados para la salud y la belleza de nuestro cabello, generalmente, no tienden a ser suficientes por sí solos. Por esta razón, te comentamos ahora acerca de otros tratamientos que podés realizar para obtener, en primer lugar, resultados en un menor plazo y, en algunos casos, mejoras estructurales en la salud de tu pelo.

La mesoterapia

La mesoterapia es conocida como uno de los tratamientos más eficaces para la salud y fuerza del cabello. Esto tiene que ver, especialmente, con que nutre los folículos capilares y los estimula.

Una de las ventajas principales de este tratamiento, tiene que ver con que esa estimulación, se efectúa de manera permanente en el mircro-ambiente folicular.

Por otra parte, se trata de un procedimiento que previene uno de los mayores problemas para la vitalidad y la belleza del pelo, como lo es el proceso de afinamiento, que puede llevar a su caída.

La carboxiterapia

Al igual que el tratamiento anterior, éste también nutre y estimula los folículos capilares. Pero, además, permite que sean muchos más los niveles de oxígeno y los nutrientes que llegan hacia esa parte de nosotros.

A partir de este tratamiento, muchas mujeres han experimentado un aumento significativo en el volumen del cabello, que se había visto perdido, como así también un aumento de su vitalidad.

La ozonoterapia

La ozonoterapia se caracteriza por ser recomendada tanto para mujeres como para hombres que padecen problemas de caída de cabello. Esto es, principalmente, porque aplica nutrientes y diversos aportes específicos, de manera directa, en el folículo piloso. Además, permite el restablecimiento de la micro-circulación capilar.

Deja un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *